Ha construido una extensa y poderosa obra, con especial interés por el relato juvenil –Una vez había un pueblo, 1981; Silvestrito, 1986; La boina (asesina) del contador de cuentos, 1988; Se me escapó mi perro Canuto, 1989; Amigos, 1990; Eva y Tania, 1990; Conspiración en el Parque del Retiro, 1992; Y Juan salió a luchar contra el telediario, 1994; El Valle del Infierno, 1998; Aquel niño y aquel viejo, 2002; Carol, que veraneaba junto al mar, 2002–, la novela –La historia de San Kildán, 1986; Campodelagua, 1990; El día en que lloró Walt Whitman, 1994; Almirante Montojo & Commodore Dewey, 1998; ¿No oyes el canto de la paloma?, 1999; Los hijos de Jonás, 2001; La señora Lubomirska regresa a Polonia, 2003; Mientras cenan con nosotros los amigos, 2005– y el libro de viajes –La sierra del Alba, 1989; Viaje a Serrada, 1992; Guía de Soria, 1993; Myo Cid en tierras de Soria, 2001; A quien conmigo viene, 2006–.
Junto a otras piezas de difícil clasificación –Aún queda sol en las bardas, 1984; El Aquilinón, 1993; Cuerdas y recuerdos en Sa Guerrería, 2001; La rareza de los pájaros, 2008–, hay una interminable lista de colaboraciones editoriales, volúmenes colectivos, prólogos, traducciones, ensayos...