Polígrafo, en el sentido clásico del término, ha escrito sobre antropología, pedagogía, filosofía, sociología, arte, literatura... Tras ejercer como profesor de enseñanza secundaria y universitaria, y pasar por la industria editorial, ha desarrollado una larga carrera política en los ministerios de Educación y de Cultura, donde fue Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas.
Ha indagado en diversos aspectos de la cultura occidental: La pedagogía de Paulo Freire (1993), La ilustración en Europa y en España (1999), La ciudad ausente (2000), La escala de Jacob: de la visión a la palabra (2001), El odre de agar (2005), La vara de Aarón (2006), La honda de David (2011), La recua de Abigail (2012), La lectura (2012)...
También se ha ocupado de la biografía –Jovellanos y León, 1989; María Zambrano, 1997; Pedro Montegón y Paret (1745-1824): un ilustrado entre la utopía y la realidad, 2001; María Zambrano: la dama peregrina, 2009– y el pensamiento político –Por un socialismo participativo, 2004–.
En Un día cualquiera: el diario de Edwardo (2010) y Dismundo (2012) ha recogido parte de su obra narrativa.
Es Presidente de la Asociación Colegial de escritores de España.