Donde la vieja Castilla se acaba

Avelino Hernández Lucas