Una hermosa monografía sobre un territorio de deslumbrante patrimonio natural, monumental y humano. Una rigurosa recuperación de personas e instituciones que hicieron de la montaña leonesa el territorio mejor alfabetizado de España. Una celebración del monumento neoclásico más estimable de la provincia: la catedral de la montaña. Y un deslumbrante reportaje fotográfico en una edición que ofrece un nuevo paradigma para la divulgación de los valores locales.

Marta Priento Sarro

Formato: 220 X 200 mm
Extensión: 216 páginas
Encuadernación: rústica cosida
PVP: 17,00 €

ISBN: 978-84-941432-6-7

 

 

 

Puede decirse que esta obra nace de la necesidad de explicar cómo, en una remota aldea de la cordillera Cantábrica, fueron posibles unas instituciones tan avanzadas y un ambiente cultural tan refinado. Y esa es la titánica tarea que se impuso su autora, indagadora sobre las instituciones educativas leonesas.

La inexcusable descripción paisajística, sirve en este caso, por su riqueza mineralógica, para enlazar con los primitivos pobladores, antes de sugerir las notas históricas que dan asiento al libro. Capítulos nucleares son los dedicados a un miembro de la recién creada Real Academia Española de la Lengua, al obispo de Tuy y promotor del templo parroquial y a la fundación y dotación de la escuela de primeras letras y la cátedra de latinidad.

Indice

Praefatio ad lectorem; Donde habita la sorpresa; Terra nostra propia quam habemus in Loides; A la primera dijeron que la población se llamaba lugar de Lois; Alonso Rodríguez Castañón, un hombre de leyes; Pedro Manuel Acevedo, de la Real Academia Española; Juan Manuel Rodríguez Castañón, obispo de Tui; La biblioteca del párroco de Lois Lorenzo Alonso, año de 1776; Establecimientos educativos I: la Escuela de Primeras letras; Establecimientos educativos I: la Universidad de la Montaña; Mariano Álvarez Acevedo, el liberal porfiado.