Hay ciudades que encubren su grandeza bajo el manto de la humildad. Aunque aquí los romanos dispusieran un campamento pionero. O gentes del medioevo pintaran la ‘capilla sixtina del románico’, coronaran a un emperador, resolvieran las primeras ‘cortes democráticas’ y levantaran el sueño del gótico. Los primores platerescos y la exuberancia barroca llegaron luego. Y ayer mismo, el modernismo de Gaudí y el premio de arquitectura contemporánea de la Unión Europea. Todo bajo la humildad azul del cielo imposible que cubre su historia. Una nueva visión, fresca y moderna, de una ciudad bimilenaria. Texto riguroso y divulgativo, que incorpora las últimas noticias documentales, como la inclusión de las Cortes Estamentales de Alfonso IX en la Memoria del Mundo (UNESCO, 2013).

Joaquín Alegre Alonso.

205 X 270 mm | 96 páginas | rústica cosida

ISBN: 978-84-941432-1-2

PVP: 13,00 €

 

 

Hay ciudades que encubren su grandeza bajo el manto de la humildad. Aunque aquí los romanos dispusieran un campamento pionero. O gentes del medioevo pintaran la ‘capilla sixtina del románico’, coronaran a un emperador, resolvieran las primeras ‘cortes democráticas’ y levantaran el sueño del gótico. Los primores platerescos y la exuberancia barroca llegaron luego. Y ayer mismo, el modernismo de Gaudí y el premio de arquitectura contemporánea de la Unión Europea. Todo bajo la humildad azul del cielo imposible que cubre su historia. Una nueva visión, fresca y moderna, de una ciudad bimilenaria. Texto riguroso y divulgativo, que incorpora las últimas noticias documentales, como la inclusión de las Cortes Estamentales de Alfonso IX en la Memoria del Mundo (UNESCO, 2013).

...

León es hija de Roma y de la administración militar del noroeste ibérico; de entonces procede su perímetro amurallado. Esta fortificación sería aprovechada –alternativamente– por los pueblos bárbaros y por las hordas musulmanas. Con Alfonso III se convierte en capital del expansivo reino astur y estrena –por la Edad Media– una edad dorada.

Baluarte contra el califato cordobés, los reyes leoneses aprovecharon su descomposición para completar una Reconquista que, en dos ocasiones, pareció resuelta y luego desbaratada.

El prestigio de aquella corte y el respeto que impuso durante siglos, propiciaron unos de los patrimonios arquitectónicos más exquisitos de toda Europa. La historia y el arte son los protagonistas de una guía, profusamente ilustrada y de textos documentados y elegantes.

Una guía para una ciudad que siempre está por descubrir.

{tab Indice}

Me presento, Murallas, Basílica de San Isidoro, Catedral de Santa María de Regla, San Marcos, Palacio de los Guzmán, Plaza Mayor, Casa Botines, MUSAC, Auditorio Ciudad de León, Edificios Institucionales, Edificios Religiosos, Palacios y casonas, Arquitectura contemporánea, Ornata est urbs, Museos, archivos y fundaciones, Tradiciones y celebraciones, Santuario de la Virgen del Camino.

{tab Muestra}

La predilección de la corona hacia San Isidoro le hizo destinatario de todo tipo de preseas, empezando por los relicarios. Era razonable ponderar los restos de los mártires que daban prestigio a la casa. Para recoger los huesos de san Juan Bautista y san Pelayo se facturaba, a expensas de Fernando y Sancha, la conocida como ‘arca de los marfiles’ (1059). Estuvo forrada con gruesas planchas de oro, hasta que en 1808 las tropas del mariscal Soult aligeraron piadosamente su carga. Las placas de marfil de estética otoniana no eran suficientemente elegantes para su codicia. El interior está revestido con seda islámica. Otra arqueta recubierta con plata repujada y sobredorada se elaboró para recibir “corporis Sancti Ysidori”. En sus costados se reproducen viñetas de episodios bíblicos y en la tapa (perdida una parte) el séquito de Fernando I. Quiere la leyenda que el rico tejido musulmán que la forra sea el de la capa del rey Almotadid. Hay constancia documental de que la llegada de los restos del santo hispalense (1063) coincide con una fastuosa donación que las polillas del tiempo desmenuzaron. Solo se conservan en el Museo Arqueológico Nacional el ‘arca de las bienaventuranzas’ y un valioso crucifijo de marfil.

{tab Reseñas}

“La obra bien puede enorgullecerse de ser la más actualizada que existe en el mercado (...) El libro, concebido con objeto de ser el mejor embajador de la ciudad (...) adentra al lector no solo en la monumentalidad ya conocida, sino que le invita a franquear iglesias, palacios, conventos...”.

Emilio Gancedo, DIARIO DE LEÓN [14/X/2013].

{/tabs}